Aquí estamos hablando de pechos naturales, claro está.

El problema es que algunos se han malacostumbrado a la supuesta simetría de los pechos operados o, peor aún, a la perfección casi absoluta impuesta por los retoques fotográficos en las galerías eróticas a lo largo y ancho de la red, y han perdido la perspectiva.

Pero lo cierto y lo real es que los pechos rara vez son iguales, y la tendencia suele ser que el pecho izquierdo sea ligeramente más grande que el derecho.

Los pezones tampoco se salvan de esta tendencia ya que suelen tener tamaños diferente o apuntar en distintas direcciones.

La teta izquierda suele ser mayor que la derecha

Deja un comentario