Llega La hora de cerrar este pintoresco restaurante del casco antiguo de La ciudad y La camarera Valentina Bianco última los últimos detalles ante La mirada del cocinero, un caliente Salva Dasilva. Los besos les llevan a los tocamientos. Sube La temperatura y Valentina decide cerrar persianas. A partir de este momento comienza una aventura de estos dos apasionados compañeros de trabajo. Los besos les llevan a comer sus sexos y empezar a follar. No dejan parte del cuerpo sin descubrir el Uno del otro. No dejan rincón del restaurante sin utilizar para hacer sus fantasías realidad. Te invitamos a mirar todo lo que está pareja de hosteleros son capaces de hacer cuando nadie les ve. No te pierdas el final de este capítulo, serás capaz de aguantar?

Deja un comentario